DIOS QUIERE HACER ALGO NUEVO

 

1 de Corintios 2; 9

Antes bien,  como está escrito: 

 "Cosas que ojo no vio ni oído oyó

 ni han subido al corazón del hombre, 

 son las que Dios ha preparado para los que lo aman".

 

En nuestra mente pequeña muchas veces no entra la posibilidad de que algo nuevo pueda ocurrir, de que algo que no conozco Dios puede hacer, y esto se debe a que nos guste o no, hemos encerrado a Dios dentro de lo posible, y esto no es otra cosa que tener a un dios a nuestra imagen y semejanza, o sea un dios que se mueve y puede obrar solamente en lo posible, obviamente que este dios no es el Dios de la Biblia, y ahora mas que nunca debemos esforzarnos y desafiarnos para poder conocerlo tal y como Él es.

 

SON MUY POCOS LOS QUE SE ATREVEN A CAMINAR POR FE, A CREER QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE, A ENFRENTAR LOS DESAFÍOS DE FE AUN EN LAS SITUACIONES MÁS ADVERSAS, Y DIOS, ESTA BUSCANDO A ESOS POCOS, QUE EN EL UNIVERSO DE SU REINO SON MILES Y MILES.

 

¿POR QUÉ DIOS QUIERE HACER ALGO NUEVO? Si Él quisiera las cosas podrían ocurrir igual sin la necesidad de la intervención del hombre, sin embargo Dios insiste en que mientras el Espíritu Santo esté entre nosotros usará la vida de todos aquellos que se atrevan a creer que Él es el mismo ayer, hoy y por siempre.

 

¿Por qué viene la resistencia a la idea de creer que Dios puede hacer algo nuevo, si Dios dice muchas veces en su palabra que lo hará?

Isaías 42:5-9

Dios, el Señor, que creó el cielo

 y lo extendió,

 que formó la tierra y lo que crece en ella,

 que da vida y aliento

 a los hombres que la habitan,

 dice a su siervo:

 

Isaias 42:6  "Yo, el Señor, te llamé

 y te tomé por la mano,

 para que seas instrumento de salvación;

 yo te formé, pues quiero que seas

 señal de mi alianza con el pueblo,

 luz de las naciones.

 

Isaias 42:7  Quiero que des vista a los ciegos

 y saques a los presos de la cárcel,

 del calabozo donde viven en la oscuridad.

 

Isaias 42:8  Yo soy el Señor, ese es mi nombre,

 y no permitiré que den mi gloria

 a ningún otro

 ni que honren a los ídolos en vez de a mí.

 

Isaias 42:9  Miren cómo se cumplió

 todo lo que antes anuncié,

 y ahora voy a anunciar cosas nuevas;

 se las hago saber a ustedes

 antes que aparezcan."

 

 

 

 

Isaias 43:19

Yo voy a hacer algo nuevo,

 y verás que ahora mismo va a aparecer.

 Voy a abrir un camino en el desierto

 y ríos en la tierra estéril.

 

Isaias 48:6-7

Tú has oído todo esto; fíjate en ello,

 y tendrás que admitir que es cierto.

 Ahora te voy a anunciar cosas nuevas,

 cosas secretas que no conocías,

 

Isaias48:7  cosas creadas ahora,

 no en tiempos antiguos,

 de las que no habías oído hablar hasta hoy.

 Así no podrás decir: ‘Ya lo sabía.’

 

 1 Corintios. 2:9

Pero, como se dice en la Escritura:

 "Dios ha preparado para los que lo aman

 cosas que nadie ha visto ni oído,

 y ni siquiera pensado."

 

La batalla es espiritual y el campo de batalla es la mente. Desde niños nuestra mente comienza a recibir información de todas las cosas naturales, de lo que se ve, se toca, se gusta, se olfatea, y se oye, y así crecemos hasta el día en que recibimos a Jesús como Señor y salvador, y ese es nuestro primer acto de fe, entramos en el mundo del espíritu y comenzamos a recibir información espiritual a través del Espíritu Santo, el cual nos llevará a la primera revelación de las cosas de Dios a través de la palabra (la Biblia).

 

El problema es que nuestra carne se resiste a las cosas que Dios quiere revelarnos, pues es algo que no sabemos y no conocemos. Lo peor que nos puede pasar es poner resistencia al Espíritu Santo y no permitirle a Dios hacer su voluntad en nuestras vidas, ya que entraríamos en un estancamiento que no ayudaría ni a nosotros, ni a los que nos rodean, es como tener miedo de crecer físicamente. No sería normal no crecer, en lo espiritual es lo mismo, al conocer a Jesús nacemos a la vida de fe, no sería normal no crecer en la misma, y para esto debemos tomar la decisión de enfrentar la duda y la incredulidad con una actitud de fe y de confianza, en que Dios quiere lo mejor para mí y quiere que crezca.

El deleite de Dios es hacer cosas nuevas, lo ha manifestado desde la creación del mundo y no debemos pensar en ningún momento que Dios ha cambiado su forma de actuar, pues cada día que comienza manifiesta una nueva creación, pues ese día es único e irrepetible, tiene características similares a otros días, pero no es igual.

 

Si esto es sencillo de entender, ¿por qué no creer que si obramos por fe Dios hará algo nuevo? Te invito a creer en lo que la palabra nos dice, y si te atreves a ponerla por obra, indudablemente que Dios te sorprenderá haciendo cosas que, ojo no vio ni oído oyó, en otras palabras, Dios quiere hacer algo nuevo en tu vida.

 

Jeremías 33:3  Clama a mí y yo te responderé,  y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

 

 

VICTOR TORRES

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s